Historia

1934, el Principio

Luigi Musetti funda la “Casa del Café”, una tienda en el centro de Piacenza, en la calle Garibaldi 14.

Todos los días prepara pacientemente y con cuidado el primer café Musetti usando sólo un tostador pequeño; todos estos esfuerzos son recompensados con la satisfacción de la clientela.

La Segunda Guerra Mundial

El estado detiene la importación de café, por lo que es muy difícil encontrar materias primas. Luigi se tiene que enfrentar a un período complicado lleno de problemas y de indigencia, aunque lo más difícil es el temor a los bombardeos incesantes que sufría el país. Afortunadamente, sobrevive y al final de la guerra comienza a expandir el negocio. La ciudad tiene hambre de progreso, los primeros coches circulan y la gente vuelve a sonreír: hay motivos para realizar su gran sueño. Con el apoyo de su esposa Dina y sus hijos Lucía y Achille, Luigi aprovecha la oportunidad y decide evolucionar su pequeño negocio a una empresa.

1960, Una nueva era

El sueño se hace realidad y Musetti ahora es una empresa. El Ministro Umberto Tupini y el Senador Alfredo Conti participan en la apertura de la nueva sede de Musetti en Viale Sant’Ambrogio. Comenzando así una nueva gran aventura para la familia Musetti.

Los viajes de Musetti

Luigi Musetti sabe que su pasión por el café lo llevará a conseguir un gran éxito. Comienza a viajar para presentar la calidad de su producto, tanto que en los años 70 el café Musetti llega a la primera feria importante del café. Sin embargo, este período está marcado por malas noticias para la empresa: Luigi muere de una enfermedad grave. Su esposa Dina, con el apoyo de sus hijos Lucía y Achille, continúa con el negocio. Lucía se ocupa de la compra de café verde, la degustación de materia prima y la producción. Por otro lado, Achille comienza a viajar, como lo hizo su padre, para crear una red de contactos que lo llevará poco a poco a hacer que los productos Musetti sean apreciados en el extranjero. Francia, Estados Unidos, Japón, Gran Bretaña, en pocos años Musetti se convierte en un producto internacional.

1980, el Consorcio “Piacenza Alimentare”

El Consorcio “Piacenza Alimentare” fue creado por Achille Musetti, junto con otros tres socios fundadores y respaldado por la Cámara de Comercio local. Desempeña un papel básico en la economía de Piacenza, comenzando un proceso de internacionalización para las pequeñas y medianas empresas agrícolas y alimentarias en la zona. Su objetivo es la exportación de excelentes locales. El Consorcio reúne a setenta y cinco empresas, que son reconocidas por su fiabilidad y tradición, pero sobre todo por la alta calidad de sus productos, incluidos los que están garantizados por los Consorcios Safeguard pertinentes.

Achille Musetti se une al consorcio para aumentar su visibilidad de marca y seguir adelante con el trabajo de su padre en los mercados internacionales.